1511: El primer contacto (un macanazo)

gonzaloguerrero
Gonzalo Guerrero y su familia. Mérida, Yucatán

Los primeros españoles que arribaron a territorio de lo que ahora es México fueron los sobrevivientes de un naufragio. Entre ellos se encontraban Gonzalo Guerrero —el primer europeo que se integró a una sociedad mesoamericana al formar una familia con una princesa maya— y Jerónimo de Aguilar, quien años después se incorporó como intérprete a la expedición de Hernán Cortés.

En 1511, partió de Darién —en lo que ahora es parte del territorio colombiano en el istmo de Panamá— un navío capitaneado por Juan de Valdivia. La consigna era llevar a las autoridades coloniales en Santo Domingo noticias de las conquistas de Vasco Núñez de Balboa, además de un cuantioso botín. «Enviaron con el dicho Valdivia —relata Bartolomé de las Casas— 300 marcos de oro, que son 15 000 castellanos o pesos de oro, para que enviasen al Rey los oficiales desta isla».1

Según relató Aguilar a Cortés, «ya que llegábamos a Jamaica se perdió la carabela en los baxios que llaman de Las Víboras o de los Alacranes o Caimanos. Con dificultad entramos en el batel veinte hombres sin velas e sin pan ni agua e con ruin aparejo de remos».2 Después de catorce días de flotar a la deriva, «nos echó la corriente, que es allí muy grande y ya siempre tras del sol, a esta tierra, a una provincia que se dice Maya».3

Otra versión de la historia afirma «que Aguilar […] dixo que saltando de la barca los que quedaron vivos, toparon luego con los indios, uno de los cuales con una macana hendió la cabeza a uno de los nuestros, cuyo nombre calló».4  Tras tan violento arribo a tierras yucatecas, el infortunado náufrago fue atendido por una mujer, «la cual, apretándole la cabeza, lo dexó sano, con una señal tan honda que cabía la mano en ella». Vivió el desgraciado marinero otros tres años, tiempo en el que sobrevivió mendigando comida de casa en casa.

Así, parece ser que el primer contacto directo entre un maya de Yucatán y un español fue un macanazo propinado por el primero. Este episodio fue solamente el preámbulo a las miles de otras historias de extrema violencia que se vivieron durante la conquista de México.

[El resto de las aventuras de Gonzalo Guerrero y Jerónimo de Aguilar aparecerán en futuras entregas del Blog de la conquista]

1  de las Casas, Bartolomé. Historia de las Indias. Libro iii, capítulo xlii
2 Cervantes de Salazar, Francisco. Crónica de la Nueva España. Capítulo xxvii. Cervantes de Salazar atribuye esta narración de Aguilar a Fray Toribio de Benavente, Motolinia («Esto dice Motolinea» [sic]). Otros relatos hablan de sólo 13 sobrevivientes, incluidas dos mujeres (por ejemplo, Bernal Díaz del Castillo, Historia verdadera de la conquista de la Nueva España, capítulo xxix).
3  Cervantes de Salazar, ibídem.
4 ibídem

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s